02 enero 2014

DIY · Marco macarrón


Enhorabuena a todos ¡hemos sobrevivido al 2013!

Hoy os muestro este portarretrato que le hemos regalado a mis tíos hace poco. Desde pequeño vengo viendo esta foto en una de las vitrinas de su salón y pensé que ya era hora de buscarle un soporte digno.

Aprovechando las vacaciones escolares de mi hermana Cristina, había decidido ocuparla en alguna actividad manual y el marco no se podía hacer esperar más, así que pedí prestada esa foto y nos pusimos manos a la obra.


Utilizamos unos pocos materiales corrientes, de andar por casa:
· Cartones.
· Pasta de diversa forma.
· Cola blanca.
· Pintura blanca.
· Barniz.

Lo primero era encuadrar la imagen en el soporte, para lo que utilizamos un cartón A4, que plegamos a la mitad e hicimos un hueco ligeramente inferior a la fotografía.


Ahora era el turno de Cristina y se dedicó a fijar con cola blanca el diseño de pasta que le había indicado previamente.


A partir de aquí nos mudamos a la azotea, para que la cola secase lo más rápido posible y para pasar a pintar el marco. Aparte de que nos encanta sentarnos ahí para absorber todo el calor que nos ofrece el sol de las tardes de invierno.


El siguiente paso es ejecutar el soporte que mantendrá en pié el marco, completamente seco y barnizado. Nosotros hemos optado por un cartón rígido que se adapta al portarretrato a la vez que lo mantiene en pié. Para conseguirlo hicimos pruebas con folio hasta obtener la pestaña central que se observa en la siguiente foto.


Una vez que estas dos piezas están fijadas, sólo falta colocar la foto y entregar el regalo con una buena sonrisa en la cara :)


La foto nos encanta a todos, quizás sea la luz, el lugar, la juventud... pero nos tiene enamorados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...