03 octubre 2013

DIY · Cómo crear una mascota monstruosamente divertida

Hoy os presento a Apariencias y a Aparte, dos mascotas muy originales hechas por Cristina y Alejandra, respectivamente.

En Andalucía el verano es muy largo y las vacaciones muy cortas.

Un día recogí a mi hermana de la escuela de verano y traía consigo un pompón de lana. Estuvo jugando con él durante mucho tiempo y de varias maneras, algo que a mí me sorprendía mucho: cómo con algo tan simple podía pasar tan buenos momentos.
Fue suficiente, yo ya había decidido que aquella bolita sería adoptada como mascota familiar, así mi hermana saciaría sus ganas de poseer una, a la vez que se sumaría a los juguetes que ya tiene.

Nos dispusimos a preparar las partes que nos harían falta para personalizar nuestro pompón y decidimos utilizar los recortes de una maqueta que yo estaba haciendo por aquel entonces.
Para el momento de comenzar teníamos visita, su inseparable amiga Alejandra que se sumó a la iniciativa, tan entusiasta como siempre, y nos pusimos manos a la obra.


Para realizar esta manualidad utilizaremos:
· 2 pompones de lana roja, para el cuerpo.
· Recortes de corcho de 2mm de espesor.
· Capelina o cartón pluma de 2mm de espesor.
· Tijeras.
· Perforador, para obtener los círculos perfectos que serán los ojos.
· Rotuladores.
· Cola blanca.

Como ya se entiende en las imágenes, dispondremos de un pompón como base de nuestra mascota, a la que iremos pegando las piezas que la personalizan.

El proceso de elaboración de los pompones no lo tengo fotografiado, aunque se ejecuta fácilmente: tomamos dos recortes circulares de cartón (3-5cm de diámetro) y le hacemos un agujero en el centro (de 1cm de diámetro como mínimo), superponemos uno sobre otro y cogemos la lana, vamos introduciendo un cabo de la lana a través de los agujeros y continuamos rodeando el cartón. 
Se repite hasta que sólo veamos lana y el cartón quede oculto, entonces introducimos las tijeras entre los dos cartones y vamos cortando la lana que queda en el lado exterior del círculo.
Una vez que esté cortado en todo su perímetro, fijamos los recortes introduciendo un trozo de la misma lana entre los cartones y lo anudamos. Una vez fijado podemos retirar los cartones y dar la forma definitiva a los pompones.

Las piezas de personalización que hemos elegido son las que caracterizan a cualquier personaje: orejas, ojos, boca, patas, rabo...


El nombre de Apariencias y Aparte lo elegimos entre los tres y nos pusimos muy pronto de acuerdo, incluso acordamos que las mascotas monstruosas del post serían el logotipo e imagen del blog (la idea de hacer un blog, con ese mismo nombre, ya rondaba mi cabeza).
Finalmente no ha sido así, pero desde luego ¡son unas mascotas muy divertidas!


Dice Cristina que Apariencias es un conejo-burra, aunque en verdad está como una cabra. 
Sin embargo no hemos sido capaces de sacarle parecido a Aparte, así hace honor a su nombre, es único.


¿Qué te ha  parecido? ¡Nos vemos pronto con más DIY!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...